osteoporosis

Osteoporosis: factores de riesgo y prevención

La  osteoporosis es una enfermedad en la cual los huesos se vuelven frágiles y son propensos a fracturarse, se presenta cuando el organismo no es capaz de producir suficiente hueso nuevo.

La osteoporosis es una de las principales amenazas para la salud de la mujer y su calidad de vida a largo plazo, pues afecta principalmente a mujeres a partir de los cuarenta años.

Se reconocen como factores de riesgo  los siguientes:

  • Antecedentes familiares: la osteoporosis es una enfermedad hereditaria
  • Mala alimentación: no tener suficiente calcio para regenerar tejido
  • Bajo peso corporal: el cuerpo al no recibir suficiente vitamina D puede volverse frágil
  • Sedentarismo: el ejercicio es uno de los estímulos para la formación de hueso
  • Tabaquismo: perjudica la remodelación ósea
  • Menopausia: la disminución de estrógeno causa pérdida ósea

El historial de huesos fracturados también puede ser un indicador que alerte sobre la posibilidad de sufrir osteoporosis, ya que los huesos rotos disminuyen la densidad mineral ósea.

¿Cómo prevenir?

L a prevención es primordial en cualquier etapa de la vida, no obstante después de los cuarenta y cinco años, las mujeres deben enfocarse en el autocuidado.

La principal recomendación médica es incluir la realización de una densitometría ósea en los chequeos médicos.

También es importante contemplar los factores de riesgo  mencionados arriba, y llevar una dieta saludable,  rica en calcio y vitamina D.

Si lamentablemente ya sufre esta enfermedad, existen  terapias no invasivas que pueden ayudarle a disminuir los síntomas. En Biotendencia, contamos la la tecnología TOB para el alivio del dolor, sin medicamentos ni contraindicaciones. ¡Consulte sin cargo!

DOLOR

Cinco consejos para afrontar el dolor crónico

En muchas ocasiones suele pasar que cuando nos diagnostican una enfermedad crónica, pensamos que no hay nada que hacer y que deberemos acostumbrarnos a vivir con ella, incluso con el dolor que nos provoca. Esto es un gran error, como hemos mencionado en otros artículos siempre se puede mejorar la calidad de vida, aún en presencia de dolencias crónicas.

Entiéndase como enfermedades crónicas  aquellas afecciones de larga duración y de progresión lenta, por lo general no curables. Por su parte entendemos el dolor crónico como aquel que dura más de seis meses, pudiendo presentar  momentos de mayor o menor intensidad a los largo del tiempo, o hasta desaparecer y reaparecer por ciclos.

Las enfermedades que ocasionan malestar crónico suelen estar relacionadas con problemas osteoarticulares, musculares y circulatorios, que causa inflamación, hinchazón, rigidez y hasta a veces deformación en músculos y articulaciones provocando intensos dolores para quienes las padecen. Por mencionar sólo algunas: es el caso de la fibromialgia, artritis, artrosis, hernias de disco, lumbalgias, entre otras.

Enumeraremos a continuación cinco estrategias destinadas a atenuar la sintomatología en los pacientes que sufren de dolencias crónicas, siempre considerando las características de cada caso y bajo supervisión o previa consulta médica.

  • Conservar la energía: la conservación de energía gira en torno a evitar que el cuerpo haga esfuerzos excesivos o innecesarios. Por ejemplo, evitar cargas pesadas, tomar descansos a lo largo del día. Recuerde: ¡No tiene nada de malo pedir ayuda!
  • Simplificar las tareas: consiste en la realización más fácil de las tareas diarias con el fin de disminuir y la energía al hacer una actividad. Por ejemplo, usar un lavavajillas.
  • Protege tus articulaciones: involucra aprender técnicas de protección articular para evitar la tensión innecesaria sobre los huesos y músculos. Por ejemplo, utilizar un calzado apropiado, usar sillas o almohadas ergonómicas.
  • Hacer actividad física: aunque parezca contradictorio el ejercicio es un buen aliado para combatir el dolor crónico ya que si nos quedamos quietos las articulaciones se endurecen y los músculos se tensionan y aumenta el dolor. Se recomienda en estos casos realizar actividades de bajo impacto que ayudan a corregir problemas posturales como natación, yoga o pilates.
  • Realizar una terapia complementaria: las terapias son muy efectivas para el tratamiento del dolor crónico, siempre y cuando se traten de terapias no invasivas que ayuden a contrarrestar el consumo de fármacos antiinflamatorios. En Biotendencia ofrecemos TOB, un método sin medicamentos que ayuda a aliviar el dolor en sesiones de corta duración y con resultados en el mediano plazo.

Es normal que ante la aparición de este tipo de trastornos las personas se “acostumbren” a convivir con el dolor ignorando que existen alternativas para aliviarlo. Ahora que ya sabe que mejorar su calidad de vida es posible sólo le queda tomar la iniciativa y dar el primer paso. No dude en hacer su primera consulta.  

 

 

 

Cómo convivir con artrosis de rodilla

La artrosis de rodilla es una de las patologías óseas más comunes. Se trata de una enfermedad degenerativa crónica en la que se produce un deterioro del cartílago de la articulación. Se presenta con mayor frecuencia en mujeres de mediana edad y mayores, siendo más usual en aquellas con sobrepeso.

EDITABLE fotoBT-01

Produce un deterioro a nivel articular que provoca una reducción entre el espacio del hueso de la rodilla y su correspondiente cartílago, desgastándolo y causando los siguientes síntomas iniciales:

• Dolor al empezar a andar
• Dolor al estar de pie
• Dificultad para subir y bajar escaleras

Una vez avanzada la enfermedad, el deterioro del cartílago suele ser progresivo dando lugar a la formación de espolones de hueso que provocan:

• Dolor continuo
• Inflamación de la rodilla y retención de líquido localizado
• Poca movilidad de la articulación

Para prevenir o paliar el avance de la artrosis en rodillas se recomienda principalmente reducir la carga sobre ellas. Otros consejos útiles pueden ser:

• Evitar el sobrepeso. Mantener un peso saludable.
• Realizar ejercicio de baja intensidad para evitar lastimar la rodilla (por ejemplo, natación)
• No cargar objetos pesados, ayudarse con pasamanos en escaleras.
• Evitar estar parado o sentado por largos periodos de tiempo.
• Usar calzado adecuado, de tipo anatómico (evitar los zapatos de taco alto o sandalias y ojotas sin arco)

En Biotendencia recomendamos la Terapia TOB Alternativa como complemento no invasivo para el tratamiento de la artrosis. Con sesiones de corta duración y sin ingesta de medicamentos el paciente notará un progresivo alivio de los síntomas en pocos meses. La terapia se lleva a cabo con aparatología médica de última generación y bajo la supervisión de especialistas responsables en el cuidado de cada paciente.
Para más información sobre este tratamiento consulte sin cargo en nuestros consultorios de Ciudad de Córdoba y Villa Carlos Paz. ¡Los esperamos!

11653421_10205788941235648_328796490_n - copia

¡Lo que mata es la humedad!

Seguramente varios de ustedes habrán escuchado alguna vez a la abuela pronosticar lluvias a causa del dolor de cadera o de rodilla, pero ¿por qué asociamos el incremento de los dolores óseos, musculares y articulares con este fenómeno climático? ¿Cuáles son las razones por las que la humedad causa dolor?

La vinculación entre el dolor y la humedad no es un mito popular. Está comprobado científicamente que el alto porcentaje de humedad o las variaciones bruscas de la presión atmosférica causan efectos sobre el organismo. La explicación se reduce del siguiente modo: dentro del cuerpo humano hay comandos eléctricos; la sensibilidad en sí misma se basa en la transmisión de corriente eléctrica de un sitio a otro del organismo. Determinados factores climáticos, como la humedad, producen en el ambiente una mayor carga eléctrica que altera la sensibilidad de nuestros receptores nerviosos aumentando el dolor en lesiones actuales o antiguas.

La sobre estimulación de nuestros receptores nerviosos a causa de la humedad puede provocar:

  • Dolor
  • Inflamación
  • Sensación de pesadez
  • Rigidez
  • Jaquecas
  • Retención de liquido
  • Hipersensibilidad

Este efecto se produce de igual manera en verano como en invierno, siendo más influyente en invierno al asociarse con el frío. Generalmente las personas que más lo sufren son aquellas que padecen o padecieron las siguientes patologías:

  • Tendinitis
  • Fracturas o fisuras
  • Cirugías
  • Artritis
  • Artrosis
  • Osteoporosis
  • Traumatismos a causa de accidentes
  • Esguinces

A modo de prevención la Organización Mundial de la Salud recomienda no realizar grandes esfuerzos físicos durante esos días, evitar la ingesta de carne, optar por una dieta rica en frutas y verduras, no fumar y beber abundante agua.

En Biotendencia ofrecemos distintas terapias no invasivas que también te ayudarán a disminuir los dolores crónicos en huesos y articulaciones.

Recuerda: Mejorar tu calidad de vida es una cuestión de actitud ¡Animate!

Fibromialgia: qué es y cómo se trata

tenderpoints-01

La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por dolor generalizado en músculos e hipersensibilidad en determinados puntos del cuerpo denominados “sensibles”.

Los síntomas más comunes en la fibromialgia son:

  • Dolor generalizado
  • Fatiga persistente
  • Trastornos del sueño
  • Rigidez generalizada
  • Calambres
  • Síntomas ansioso-depresivos
  • Empeoramiento del dolor al realizar ejercicio físico
  • Empeoramiento del dolor ante el frío

Si bien no hay consenso total entre la comunidad científica, las investigaciones muestran que su origen sería de tipo neurológico y que el dolor resultaría de desequilibrios neuroquímicos del sistema nervioso central. Por lo general, es más común en mujeres que en hombres y afecta principalmente a la población entre los 20 y 50 años de edad.

Existe un total de 18  puntos sensibles afectados por la fibromialgia. Los más comunes suelen ser:

  • Región lumbar y cadera
  • Cuello, hombros y codos
  • Tórax
  • Muslos y rodillas
  • Cabeza

La fibromialgia como patología es relativamente nueva,  la Organización Mundial de la Salud la ha considerado como enfermedad en 1992, y es por ello que aún no se conoce bien sobre sus causas y tratamiento. Hasta el momento los tratamientos utilizados se relacionan con  terapias conductuales y consumo de fármacos.

Desde Biotendencia ofrecemos la Terapia de Ondas Biofrecuenciales como alternativa al tratamiento del dolor. Este revolucionario método apunta al reordenamiento celular para devolverle al organismo su normal funcionamiento. Se utiliza aparatología médica de punta sin medicación y sin efectos secundarios. Con el transcurrir de las sesiones el paciente sentirá menos dolor y recuperará paulatinamente su movilidad, dado a que se produce un efecto antiinflamatorio, pero sin agresión ni invasión.

Si padece dolor crónico no dude en hacer su chequeo médico, se estima que alrededor del 90% de quienes deberían enmarcarse en un cuadro de fibromialgia permanecen sin diagnóstico. Si ya fue diagnosticado, no dude en probar nuestra terapia. ¡Podemos ayudarlo!

¿ARTROSIS? ¡Podemos ayudarte! Terapia TOB Alternativa para el tratamiento de la Artrosis

BT artrosis

La artrosis es una enfermedad de origen inmunológico, es decir que es generada por el propio organismo que se ataca a sí mismo sin poder detener su agresividad. Se trata de una patología degenerativa, crónica y progresiva que afecta una parte fundamental del tejido conectivo, o cartílago, desgastándolo.

Esta enfermedad afecta principalmente a personas de edad avanzada (de 45 años en adelante) y en ambos sexos, siendo de aparición más temprana en las mujeres y cuadriplicándose el riesgo de padecerla en personas con obesidad.

Puede aparecer en cualquier articulación del cuerpo, siendo las más frecuentes:

  • Artrosis de espalda (afecta principalmente el cuello y la zona lumbar)
  • Artrosis de cadera y rodilla
  • Artrosis de manos y pies (principalmente en ancianos)

En la artrosis, al desgastarse y romperse la superficie de los cartílagos los huesos se rozan unos con otros y  provoca los siguientes síntomas y problemas:

  • Fricción y dolor en articulaciones
  • Hinchazón
  • Pérdida de movimiento en las articulaciones afectadas
  • Espolones o sobrehuesos
  • Desprendimientos de pequeños trozos de huesos y cartílagos que incrementan el dolor

Al tratarse de una enfermedad inmunológica la artrosis no cede ante analgésicos, antinflamatorios, corticoides y/o infiltraciones que sólo actúan aliviando los síntomas por pequeños períodos.  Para su tratamiento generalmente se recurre a fisioterapias, masoterapias y productos de ortopedia tales como rodilleras, plantillas y bastones como métodos paliativos.

Desde Biotendencia ofrecemos la Terapia TOB Alternativa para el tratamiento de la artrosis. Nuestro método no presenta efectos colaterales de ninguna índole, ya que no se utiliza medicación de ningún tipo. La Terapia de Ondas Biofrecuenciales se basa en aparatología médica de última generación. Consiste en sesiones de corta duración que brindan al paciente un efecto terapéutico de tipo antiinflamatorio sin agresión, ni invasión. Se busca el restablecimiento de las funciones celulares desorganizadas para devolverle al organismo su correcto funcionamiento.

De acuerdo a cada caso en particular, el paciente irá recuperando de manera progresiva su movilidad y presentando menor riesgo de fractura y menos dolor e inflamación, mejorando substancialmente su calidad de vida.

¡Si le interesa saber más sobre esta terapia, no dude en contactarse con nosotros!

 

 

 

Terapia TOB Alternativa para el tratamiento de hernias de disco y ciática

Aquellas personas que padecen dolor a causa de hernias de disco o problemas de nervio ciático saben lo complicado que es convivir con él. En muchas ocasiones, el dolor generado por esta patología les impide llevar adelante las actividades de su vida diaria provocándoles serias limitaciones.

La hernia de disco es una enfermedad en la que parte del disco que separa las vertebras de la columna se desplaza hacia la raíz nerviosa. Ese desplazamiento genera presión y produce lesiones neurológicas, lesiones motrices, dolor e inflamación. Las hernias, a su vez, pueden ser contenidas (cuando el disco sólo está desplazado) o pueden causar rotura del disco lumbar, agudizando la lesión.

Las causas principales de las hernias de disco son:

  • Malas posturas sostenidas en el tiempo
  • Esfuerzos físicos relacionados con la carga de sobrepeso sin protección y con posturas incorrectas
  • Movimientos bruscos
  • Algunas actividades deportivas realizadas sin la correcta supervisión

Por lo general los síntomas y problemas que ocasionan las hernias de disco se relacionan a dos tipos:

1-      Lumbalgias. se produce cuando se distienden los músculos lumbares produciendo dolor  y hormigueo que impide el libre movimiento de la zona de la cintura. Las hernias discales son las responsables del 80% de los dolores en la región lumbar.

2-      Ciática. Se da cuando las hernias de disco afectan al nervio lumbar (L5)  o ciático (S1) provocando dolor en el nervio afectado y parestesia. De acuerdo a donde se ubique la lesión pueden verse principalmente afectados los glúteos, imposibilitando la capacidad de enderezarse o caminar con normalidad.

Los principales problemas que acarrea el convivir con  hernias de disco es que muchas personas caen en el consumo frecuente de medicamentos para calmar el dolor y la inflamación y terminan por dañar otras zonas del organismo, como hígado o riñones. Desde Biotendencia ofrecemos una terapia complementaria a los tratamientos tradicionales. Nuestro método no presenta efectos colaterales de ninguna índole, ya que no se utiliza medicación de ningún tipo.

La Terapia de Ondas Biofrecuenciales se basa en aparatología médica de última generación. Consiste en sesiones de corta duración que brindan al paciente un efecto terapéutico de tipo antiinflamatorio sin agresión, ni invasión. De acuerdo a cada caso en particular, el paciente irá recuperando de manera progresiva su movilidad y presentando menos dolor e inflamación, mejorando substancialmente su calidad de vida.

¡Si le interesa saber más sobre esta terapia, no dude en contactarse con nuestros consultorios!

Dolores a causa del invierno

Si padeces de algún tipo de dolor o molestia crónica ya habrás notado que esos dolores empeoran con la llegada del invierno, pero ¿por qué sucede esto?

El frío, las bajas temperaturas y la humedad  causan dolores  o incrementan dolores existentes sobre todo  a nivel muscular y articular. Una de las principales causas por las que las bajas temperaturas ocasionan dolor al cuerpo es la tensión muscular. Durante los meses de invierno los músculos permanecen más contraídos que en otras épocas del año debido a que frío le dificulta al cuerpo la tarea de entrar en calor y conservar la temperatura ideal. Esa contracción también repercute  en las articulaciones y los tendones generando dolor, sobre todo en aquellas personas que padecen patologías previas, principalmente reumas, artrosis y artritis  o han sufrido fracturas, fisuras, esguinces, torceduras o tendinitis  a lo largo de su vida.

Generalmente las dolencias ocasionadas por el frío se relacionan con:

-Rigidez en manos, dedos y pies

-Dolor  y contracturas a nivel cervical y dorsal

-Dolor y rigidez en rodillas y caderas

-Tirantez  e inflamación en músculos y en tendones

-Dolor óseo en zonas que sufrieron quebraduras, esguinces o fisuras

-Empeoramiento de  problemas existentes (artritis, fibromialgias, artrosis, etc.)

Para atenuar los dolores durante el invierno la Organización Mundial de la Salud recomienda abrigarse bien, principalmente la cabeza y las extremidades; no permanecer mucho tiempo en la misma posición (parado o sentado); mantener una postura erguida al sentarse o caminar; realizar un buen estiramiento y precalentamiento antes de realizar una actividad física y evitar zapatos con tacos demasiado altos.

La disminución de las temperaturas, no sólo puede generar o agravar el dolor  sino que también puede repercutir decisivamente en su curación. Por ello, los expertos recomiendan la aplicación de diferentes métodos para aliviar molestias que afecten directamente al aparato locomotor.

La Terapia Organizativa Biomolecular es el tratamiento de avanzada indicado para aliviar todo tipo de dolores. Este método revolucionario permite disminuir el dolor provocado por distintas patologías, sin usar medicación alguna. El tratamiento consiste en sesiones de corta duración, en las que el paciente permanece acostado mientras la aparatología médica actúa, supervisado por un equipo de profesionales. No existe ningún tipo de dolor ni invasión. Cada paciente es evaluado en su caso particular y se prescribe un tratamiento específico para cada cuadro. Con el correr de las sesiones el paciente notará la disminución del dolor y la recuperación  progresiva de la movilidad.

¡Animate a probarlo! ¡Podemos mejorar tu calidad de vida! Biotendencia

Cinco mitos y verdades sobre el estrés

Es muy común arrojar la expresión “estoy estresado” cuando queremos explicar que nos sentimos cansados, agotados o sobrepasados. Pero ¿sabemos qué es exactamente el estrés?

Según la Organización Mundial de la Salud el estrés  es “un conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción”. El cuerpo se dispone mediante procesos fisiológicos y psicológicos para enfrentar lo que su ambiente le demanda. A veces, ante situaciones de presión el organismo responde de manera exagerada o insuficiente, la energía producida no se descarga y ahí aparece en famoso “estrés”, un estado de tensión generalizado que causa somatizaciones y trastornos psicológicos.

Vale  mencionar que existen numerosos mitos en torno al tema y que es necesario desmitificar. Es usual oír que “no tiene cura”, “que es inevitable” “que es la enfermedad del nuevo siglo”, ahora bien, vamos a echar un poco de luz sobre estas creencias populares y ver que tan ciertas son:

Mito 1.  El estrés es sumamente perjudicial para la salud

Inicialmente no. En su debida medida todo organismo está preparado para afrontar procesos de tensión, y aprender a controlarlos  puede ser productivo para el desarrollo individual. No obstante, es cierto que se vuelve peligroso cuando se presentan cuadros de “Hiper estrés”, aquellos dónde la excesiva demanda del medio comienza a afectar el sistema inmunológico y se corre riesgo de desecandenar patologías crónicas ante la imposibilidad de afrontar la amenaza.

Mito 2. El estrés es inherente a la sociedad moderna y por lo tanto imposible de evitar

Falso. Siempre se puede lograr una mejor calidad de vida. La planificación es uno de los principales enemigos del estrés. Es fundamental establecer prioridades y organizar las tareas para evitar que la tensión sobrepase al organismo. Si ordenamos nuestra vida seremos capaces de enfrentarnos mucho mejor  cualquier tarea por muy compleja que resulte. Pero si nos creemos súper héroes es posible que el estrés nos gane la batalla. A su vez, es esencial el aprender a “quererse a uno mismo” y  estar alerta a los mensajes que nuestro cuerpo nos dicta. A veces, el tomarse un descanso, una siesta, o mimarse, nos ayuda a renovar energías para volver al ruedo.

Mito 4. Los cuadros de  estrés  pueden tratarse y sobrellevarse con medicamentos  hasta que desaparezcan

Peligrosamente falso. Los productos de venta libre están destinados a mejorar sólo los síntomas. Para combatir un cuadro de tensión es necesario localizar el desequilibrio inicial que lo desencadenó, para de ese modo, realizar una sanación integral del organismo desde adentro hacia afuera. Al recurrir a analgésicos, por ejemplo,  sólo se logrará un alivio momentáneo de los síntomas físicos pero el problema seguirá estando. Al no resolverlo, ese desequilibrio seguirá avanzando de forma degenerativa, crónica y progresiva, desembocando en una situación donde el paciente deberá ingerir cada vez más fármacos de manera agresiva para el organismo, y sin poder lograr actuar sobre el origen del problema.

Mito 3. Si no hay síntomas no hay estrés

Otra creencia totalmente errónea. No todas las personas reaccionan de la misma manera ante situaciones de presión. Los síntomas de estrés más conocidos son las cefaleas, la rigidez muscular, la cervicalgias, la acidez estomacal, los mareos y la depresión. Sin embargo, como se explica en el mito anterior,  es usual la automedicación ante la aparición de alguna de estas dolencias, por lo que inconscientemente se puede estar ocultando con medicamentos los primeros signos que el cuerpo presenta ante un posible cuadro de estrés. Para detectarlo y resolverlo es indispensable  estar atento a nuestro propio organismo para aprender a reconocer sus señales.

Mito 5. Una vez establecido el cuadro es muy difícil combatirlo  porque no existen medios eficaces

No es cierto. Está científicamente demostrado que existen muchas respuestas y alternativas para combatir el estrés. Actualmente se utilizan una  gran variedad de métodos y técnicas diseñadas exclusivamente para cada caso particular. Las terapias  TOB son una de ellas y proporcionan un camino diferente, no invasivo, sin la utilización de medicamentos ni posterior aparición de efectos secundarios.

En Bio Tendencia contamos con distintas terapias para ayudarle al paciente a detener el  avance progresivo de las dolencias físicas  a causa de estrés con el control profesional de nuestro equipo.

Lo invitamos a realizar una primera consulta con el compromiso de que podemos mejorar su calidad de vida.

Tratamiento de la Diabetes

Terapia TOB – Alternativa para el tratamiento de la Diabetes

En los artículos anteriores se han mencionado los vastos beneficios del método TOB Alternativa, y su efectividad en la recuperación de una amplia gama de patologías con características de autoinmunidad, actuando directamente sobre el causante del problema y no sólo sobre los síntomas. Además de las utilidades ya mencionadas, la terapia de campos bio frecuenciales también es apta para el tratamiento de los daños producidos por la diabetes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define a la diabetes como “una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos”.

Entre las consecuencias más comunes de la diabetes se encuentran:

  •  Aumento del riesgo de cardiopatía y accidente cerebro vascular (ACV).
  • Úlceras en pies y piernas, con posibilidad de amputación en cuadros muy avanzados.
  • Deterioro de la visión debido al daño de los vasos sanguíneos de la retina.
  • Insuficiencia renal.
  • Lesiones muy diversas de los nervios. Los síntomas frecuentes consisten en hormigueo, dolor, entumecimiento o debilidad en los pies y las manos.
  • En los pacientes con diabetes el riesgo de muerte es al menos dos veces mayor que en las personas sin diabetes.

La aplicación del método TOB Alternativa puede ayudar a menguar los daños producidos por la diabetes, principalmente las úlceras diabéticas.  La terapia está basada en aparatología médica, y sus beneficios principales incluyen detener el avance de la enfermedad, aliviar el dolor y recuperar la movilidad que pueda haberse visto comprometida.

La aparatología utilizada produce un campo de ondas sincrónica que actúan de manera integral sobre el organismo permitiendo reordenar sus funciones de manera gradual y sin ningún tipo de agresión hacia el cuerpo. Las sesiones son realmente amenas, en donde el paciente permanece recostado por breves minutos sin sentir molestia alguna, mientras los aparatos  realizan su trabajo bajo la supervisión de un equipo de profesionales. Con el correr de las sesiones el paciente irá recuperando paulatina y sostenidamente su función pancreática, siempre dependiendo de las características del cuadro que presente cada persona en particular.

¡No dude en hacer su primera consulta sin cargo!

En Bio Tendencia podemos ayudarlo a mejorar su calidad de vida.